jueves, 25 de noviembre de 2010

TORTA INVERTIDA DE ANANÁ Y COCO

Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.

Martin Luther King (1929-1968)
 
Hoy quiero hablar de la esperanza. Vivimos llenos de sueños y también frustraciones. En nuestra búsqueda de la felicidad soñamos, muchas veces despiertos, y proyectamos cosas para que nuestro futuro nos traiga la plenitud que buscamos. Cada uno sabrá que es lo que necesita para lograr la felicidad, algunos compañía, otros salud, otros bienestar económico, otros la familia y así sigue la lista. 
Soy de esas personas que nunca dejan de soñar, es como si fuera la vitamina de mi vida. Creo que los sueños son necesarios para vivir con la ilusión que hace que den ganas seguir intentándolo. Y , ojo que no hablo de grandes sueños, algunos son muy pequeños e insignificantes , y otros son tan intangibles que ahí quedan , en mi lista de "cosas posibles".  Llegando a este punto me doy cuenta que eso es muy sano tener una lista de posibles y no una de improbables. Es que las cosas que nos hacen felices no son las improbables, esas no cuentan, sino sería un auto-boicot a la propia esperanza.   
Todos , por más corta que sea nuestra lista necesitamos vivir con esperanza. J y A saben que compartimos con ellos la esperanza de que todo algún día llega. Nunca , pero nunca dejemos de soñar.
Y para ellos fue esta torta.


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un Pastel Invertido



Ingredientes:

Para cubierta:
60 gs manteca (mantequilla)
80 gs azúcar
80 gs azúcar integral
6 rodajas pequeñas de ananá en almíbar
Para el bizcochuelo:
195 gs harina 0000 (de repostería)
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/4 cucharadita de sal
120 gs manteca (mantequilla)
200 gs de azúcar
1 cucharadita esencia de coco
2 huevos
120 cc leche
3 cucharadas coco rallado

Preparación
Prender el horno y colocar en una ollita los dos tipos de azúcar junto con un poco de agua, formar un caramelo cuidando que no se queme porque se torna amargo. Una vez que vemos que se formó le colocamos la manteca en trozos con cuidado porque salpica y nos podemos quemar.  Retiramos y volcamos esta crema de caramelo sobre el molde que vamos a usar para la torta, el cual enmantecamos previamente. Colocamos de forma prolija las rodajas de ananá , a las cuales les sacamos el almíbar para que no quede muy líquida la preparación y se nos estropee la masa. Reservamos.
Colocamos la manteca a temperatura ambiente en un bowl junto con el azúcar y batimos bien hasta formar una crema. Agregamos la esencia y las yemas de a una y continuamos batiendo. Agregamos la harina junto con el polvo de hornear y la sal alternando con la leche, en tres veces. Luego le incorporamos el coco rallado y por último las claras que batimos a nieve de manera envolvente para incorporar aire a la mezcla.
Colocamos la mezcla en el molde sobre las rodajas de ananá y la llevamos al horno a temperatura media unos 50 minutos aproximadamente. Algo importante es colocar el molde dentro de una pizzera o alguna lata porque pierde manteca en la cocción y se nos puede estropear el horno, aparte que llenaríamos de humo negro toda la casa. Para darnos cuenta si está, pinchamos con un palillo y tiene que salir seco. Dejamos enfriar unos minutos y lo damos vuelta sobre el plato de presentación.

35 comentarios:

  1. EL coco y la piña son una combinación que me encanta. Tiene una presetnación muy bonita y seguro que queda super meloso y jugoso...

    ResponderEliminar
  2. Perfecta combinación, te ha quedado precioso y sobre todo una delicia.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Un estupendo pastel en honor a la esperanza. Para que nunca se pierda y seguir soñando con posibles siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es que sin esos pequeños sueños la vida sería muy triste.....la torta tiene una pinta genial y la combinación coco-piña pues no la he probado pero me tengo que poner a ello...
    un besote

    ResponderEliminar
  5. Hermosa tu torta Erika!!, y todo lo que dices tambien!!, yo antes soñaba más... será que tengo ya lo que deseo??, o no?
    Mil besos llenos de cariño!

    ResponderEliminar
  6. Me encantó tu post...Tenés mucha razón, la esperanza y los sueños nos cargan de pilas. Nunca hay que dejar de hacerlo, aunque sea ponerse una meta pequeñita, tener más de una e ir cambiando y agregando nuevas...Es nuestro motor, tanto física como mentalmente. La torta es mi próxima meta...Qué delicia!!! Te mando un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué verdades tan inmensas has escrito en este post! Soy una de esas personas que sin sueños,sin ilusiones no podría vivir... porque para mí sin ellos nada tiene sentido... Día a día,algunos más y otros menos,el conseguir pequeñas cosas que nos proponemos me da fuerzas para seguir luchando por todo aquello que tengo y quiero...
    Tu pastel a la altura de tus palabras... fantástico!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  8. Tienes mucha razón enlo que has escrito, coincido contigo.
    Viendo las propuestas de WK he encontrado tu blog. Tengo que decirte que me gusta y me quedo contigo como seguidora.
    Besitos,

    Suny

    ResponderEliminar
  9. Fantática tu propuesta, la red se sale de tortas invertidas, besotes y suerte

    ResponderEliminar
  10. Que precioso lo que escribiste Erika. Yo creo que en la vida los sueños son nuestro motor, de lo contario estaríamos apagados.

    Tu tarta exquisita, me ha dado siempre temor hacer una tipo tatín, te ha quedado de lujo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Quiza se trate de sueños, pero mio ojos se encienden con ellos, asi que eso nos distingue. Hoy en el trabajo he sonreido a un cliente , se me acerca y me dice " a estas horas aun te quedan ganas de sonreir?" y le he dicho: " es gratis y no cuesta nada, sin contar las arrugas especiales y favorecedoras que salen en la cara :-)" asi que, soñar es tan facil...mañana en mi entrada soñare que cambio un final tragico por un final feliz en la historia que cuento. Preciosa entrada Eri y estupendo pastel. Cariños.

    ResponderEliminar
  12. Precioso....los suenos nos mantienen vivos, despiertos, con energia....los suenos mueven nuestra existencia y es el motivo de nuestras vidas.....no hay suenos grandes o pequenos....son solo suenos....de todo corazon deseo que se sigan cumpliendo los tuyos....tu receta deliciosa!!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  13. Muy bonito lo que has escrito! A mi me pasa igual, siempre estoy pensando en cosas que me hacen feliz! La tarta deliciosa. Bsss

    ResponderEliminar
  14. Preciosa entrada. También el postre me gusto, jejeje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. se ve genial como te ha quedado. Bss.

    ResponderEliminar
  16. Erika que tal como estás guapa, que cosas mas bonitas dices, a mi también me gusta soñar y quizás algun día llegue nuestro sueño a la realidad.
    Este pastel te ha quedado divino.
    besoss guapaa

    ResponderEliminar
  17. Erika, qué linda torta !!
    y... la esperanza, no avergüenza ;)

    ResponderEliminar
  18. Es cierto, todos tenemos que tener "metas" porque te hace tener ilusiones y mirar para adelante!
    Creo que a tus amigos esta tarta le ha transmitido lo que querias!
    que pinta!
    besitos

    ResponderEliminar
  19. Plantaría un árbol y haría esta tarta tan rica :)
    bsss

    ResponderEliminar
  20. te decimos gracias desde lo mas profundo de nuestros corazones!!! Los sueños son el motor de nuestra vida. Y mientras recorremos el camino para lograrlos (que muchas veces es duro), es maravilloso contar con personas como vos que nos miman el alma. Pero no olvidemos que tambien nos mimas nuestro paladar!! Como todo lo que preparás, esta torta estuvo riquisima!!! GRACIAS Y BESOS!!

    ResponderEliminar
  21. Mi sueño en este momento, es tener a mi alcance esta delicia y comer... comer... comer hasta cansarme ¡¡y no engordar!! Qué lástima que todo lo rico, se nos pegue a la cintura.
    Bueno hablando en serio, es cierto que es importante en la vida tener sueños e ilusiones y ver que en algunas ocasiones se cumplen.
    Te deseo que todos los tuyos los veas cumplidos y te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Deliciosa combinación, tiene una pinta estupenda....;)

    ResponderEliminar
  23. Conozco una tarta invertida de piña pero de esta forma, es decir, tan bien hecha y explicada y además con el coco es la primera vez.
    Además ese canto a la esperanza, así sabe mucho mejor la tarta.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  24. Erika te ha quedado perfecta, seguro que los tuyos disfrutaron muchisimo comiendola ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Ahora mismo sigue nevando Eri! y mi casa huele a marplatenses de la Majuluta y a chocolate. Yo sueño siempre, dormida y despierta. Sueño sola y en buena compañía y también sueño con charlas, paseos y mil risas.. porque, igual que tú, yo creo que el primer paso para conseguir algo en la vida es soñarlo. El segundo, vivir con la esperanza de que tarde o temprano se cumplirá... tu torta invertida es preciosa y ese pié de tartas me tiene loca:-)
    Besos querida!

    ResponderEliminar
  26. Muy buena receta, me gusta tu blog.
    Voy a prepararla, tengo un ananá fresco esperando en la heladera y coco rallado.
    Saludos,
    Myriam

    ResponderEliminar
  27. Muy buena refelxión Erika, y la receta estupenda. La piña con el coco combina una maravilla
    un abrazo fuerte
    Gaby

    ResponderEliminar
  28. Hola!!
    Que super delicioso!!
    Que bien me vendría un trozo para irme a la cama bien felíz!!
    :-D
    Estupenda mezcla de sabores!!
    Mil besitossss

    ResponderEliminar
  29. Gemma:
    Es la primera vez que pruebo esta combinación y queda bastante bien , pero capáz que no tan jugosa como parece
    Carmen:
    Muy delicioso y suave , para comer varias porciones
    Yosusan:
    Es gracioso, pero desde que soy re-chica que hago mis listas de posibles, una manía
    Dulce:
    Lástima que duró tan poco
    Nuria:
    Totalmente recomendable esta combinación para cualquier bocadito
    Juana:
    No dejes nunca de soñar, alimenta el alma
    Caro:
    Si! Es un motor invisible que nos da ánimos para seguir andando
    Rosi:
    Yo soy bastante soñadora pero no de cosas muy locas, sino de las que creo que son posibles
    Suny:
    Bienvenida entonces, pasaré a conocerte
    Sara:
    Si, es divertido ver las propuestas de todos los que participan, ya que con lo mismo todos hacemos cosas distintas o las presentamos de maneras dispares

    ResponderEliminar
  30. Kako:
    No se porque te da temor , relamente es muy sencillo y el resultado es bueno , yo ya hice varias veces la tatin y realmente no da ningún problema
    Lola:
    Nos distingue y nos une a la vez. Nunca dejaremos de soñar, está en nuestra esencia.
    Marcela:
    Totalmente de acuerdo. Todo comienza siendo un sueño para poder hacerse realidad.
    Lydia:
    Yo también soy muy positiva, siempre creo que todo puede andar bien y si anda más o menos seguro que se puede mejorar
    Mari:
    Muchas gracias
    Luisa:
    Queda bien prolijito con poco esfuerzo
    Ma José:
    Llenemos nuestras vidas de sueños , que todo llega algún día.
    Pily:
    Y muy rica por cierto
    Ivana:
    Ellos saben que sus sueños también son los nuestros
    Ly:
    Jaja, mi árbol ya lo planté y no sabés las ricas cerezas que me está regalando!

    ResponderEliminar
  31. J y A:
    Lo saben y siempre lo supieron, nuestro amor es incondicional. No solo estamos con el corazón , con cosas ricas también.
    Nieves:
    Es que a mí todo se me queda pegado, y me da tanto esfuerzo quitarmelo de encima!
    Catieu:
    Gracias , una receta muy buena la de este mes
    Antonio:
    Me tirás tantas flores! y la verdad es que es una receta muy sencilla , creo que en eso es en lo que triunfa. Probala y me contás. La combinación es muy buena.
    Paula:
    Era una risa, pasaban con el cuchillo y decían : la tengo que emparejar y zácate! una rebanada..
    Mai:
    Algunas charlas ya las hemos hecho realidad ;-) Muero porque caiga la nieve por aca! Viste el pie? Me lo compré hace poquito y lo adoro. Me encantan las cosas hechas con hierro.
    Myriam:
    Me encantaría saber como queda con el ananá fresco , yo usé de lata. Contame
    Gaby:
    La receta es prestada, solo le agregué lo del coco porque a A le encanta todo lo que tenga coco y era para llevarla a su casa. La verdad es que combinan bárbaro.
    Alimenta:
    Si!! A mí también me vendría genial una porción también , pero no quedó nada de nada!

    ResponderEliminar
  32. qué buena combinación... me encanta!!!
    se ve delicioso y jugosito...
    besotes

    ResponderEliminar
  33. Sin sueños la vida sería muy aburrida y triste.

    Tu tarta me encanta, he preparado tartas tatín distintas, de kaki, de melocotón, de manzana, pero la idea de piña y coco me gusta, tengo que probar.

    besos

    ResponderEliminar
  34. Érika querida: vengo de contestar a tu comentario en mi blog y me encuentro con esta maravilla de tarte invertida que la voy a hacer y bien pronto. Yo también me alimento de sueños, de sueños posibles que algún dia nos llegarán. Besos Lola

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo. Es importante para mi saber que estás ahí.

Blog Widget by LinkWithin